Prepare desde ahora los gastos del invierno

31 de enero de 2020
Hagamos Números

Prepare desde ahora los gastos del invierno

 

Aunque todavía faltan varios meses, los buenos hábitos financieros aconsejan prepararse con tiempo para las reparaciones que puedan surgir en la época lluviosa.

 

 

La llegada del invierno, a principios de mayo, es sinónimo de algunos gastos muy comunes, como reparación de goteras en el techo o adquirir paraguas y zapatos nuevos.

 

Además, quienes tienen carro propio quizás deban cambiar las escobillas o las llantas, si ya están muy gastadas; los que emplean transporte público, por lo general utilizan más las opciones de Uber o taxi cuando el aguacero es inclemente.

 

Por todo esto, es necesario irse preparando económicamente para la estación lluviosa. Recuerde que los buenos hábitos financieros consisten en planificar todos los gastos y asegurarse de que cuenta con los recursos suficientes, sin necesidad de endeudarse.

 

Haga un presupuesto estimado de las reparaciones que podría llegar a requerir. Incluya materiales y mano de obra, de manera que cuando se vengan los primeros aguaceros no lo tomen desprevenido. Consulte con algún contratista o experto, de manera que tenga un cálculo muy exacto.

 

A esta cifra añada objetos como paraguas o capas, botas, etc., de manera que esté bien “armado” para cuando el verano empiece a alejarse.

 

Ahora sí, con ese presupuesto en mano, tiene varios meses para saber cuánto debe ahorrar y así no comprometer sus ingresos cuando llegue el invierno. Vaya separando cada mes o quincena una parte hasta completar el fondo de gastos.

 

Este ahorro debe ser independiente de otras metas financieras. En Hagamos Números siempre recomendamos manejar diferentes “cajones” de ahorro, incluyendo uno para emergencias o imprevistos. De esta forma, si surgiera un problema de salud, o un desperfecto del carro, no será necesario echar mano del dinero guardado para vacaciones o para el próximo cuatrimestre de la universidad.

 

Si tiene hijos en edad escolar o colegial, recuerde también que a finales de junio llegan las vacaciones de medio período, las cuales suelen representar gastos extra para algún paseo a la playa o incluso fuera del país. Con más razón, afine el lápiz y calcule con suficiente anticipación cuánto va a necesitar.

 

Todo esto le permitirá presupuestar los siguientes meses sin necesidad de recurrir al “tarjetazo” o a préstamos personales con intereses altos. ¡Que este 2020 sea el año de los buenos hábitos financieros!

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.